Mitos y Realidad


¿Son realmente tan importantes las vitaminas?

Sí, es absolutamente cierto. Las vitaminas intervienen en numerosas reacciones bioquímicas, que transforman los alimentos en energía. De igual manera, son esenciales para el mantenimiento de toda una serie de funciones orgánicas y la formación de tejidos.


¿Hay situaciones o períodos en la vida en los cuales es especialmente importante tomar vitaminas?

Cuando no se sigue una dieta balanceada, cuando hay una alto consumo de alcohol y tabaco, y cuando se utilizan píldoras anticonceptivas. Además, en la infancia, la vejez, durante el embarazo, la lactancia y la convalecencia, los requerimientos de vitaminas son mayores. También en las situaciones de stress o esfuerzo físico y cuando se usan por períodos prolongados medicamentos como: antibióticos y algunos analgésicos.

 


¿Cómo se sabe que se están tomando suficientes vitaminas?

El único método seguro es medir el nivel de vitaminas en sangre. No obstante, la experiencia enseña que cuando no se toman suficientes vitaminas se genera una carencia, por lo menos marginal, que puede manifestarse en síntomas como pérdida de apetito, fatiga, falta de concentración, irritabilidad, apatía e insomnio.


 

¿Puede producir el cuerpo sus propias vitaminas?

No, salvo la vitamina D, la niacina, y en cantidades insuficientes. El organismo necesita, por tanto, fuentes externas de vitaminas.


¿Existe alguna diferencia entre las vitaminas naturales y las sintéticas?

No. Las sintéticas son puras y su estructura química es idéntica a la de las vitaminas presentes en los alimentos.


¿Las vitaminas engordan?

Las vitaminas son alimentos que no tienen calorías, ni aumentan el apetito. Los suplementos vitamínicos, sin embargo, pueden contener algunas pocas calorías en el revestimiento azucarado del comprimido. Normalmente es una cantidad desdeñable. Por lo tanto, las vitaminas no engordan, fortifican.


¿Es posible tener un exceso de peso y, a la vez, un estado vitamínico deficiente?

Sí, es posible, porque los alimentos ricos en calorías no contienen necesariamente vitaminas. Una dieta con muchos carbohidratos o grasas y pocas vitaminas puede conducir perfectamente al exceso de peso y no cubrir las necesidades vitamínicas del organismo.


¿Necesitan los niños suplementos vitamínicos?

Si los niños se alimentan de manera equilibrada, no deberían necesitarlos. Sin embargo, si son renuentes para comer, o no se sabe bien qué comen fuera de casa, entonces sí son aconsejables los suplementos vitamínicos.


Referencias
Mataix Verdú, J. Nutrición y Alimentación Humana ISBN.84 - 8473-089-1.
National Research Council Subcomittee on the Tenth Edition of the RDAs. Recommended dietary allowances. 10th ed. Washington, DC; National Academy Press 1989.


Copyright (c) 2016 Abbott.